filariosis amantea

¿QUÉ ES? 

La filariosis o dirofilariosis, también conocida como gusano del corazón, es una enfermedad parasitaria causada por varias especies de la familia Filaria y transmitida por un vector (mosquito).

Se trata de una enfermedad de alta prevalencia en nuestra ciudad. Nuestras condiciones climatológicas crean el ambiente propicio para el desarrollo de los mosquitos que actúan como vectores.

¿CÓMO SE TRASMITE?

 La filaria se transmite a través de la picadura de un mosquito.

El mosquito, al picar un perro infectado, succiona las microfilarias L1 del torrente circulatorio. Las L1, en el mosquito, se transforman en L2 y L3. Las microfilarias L3 se localizan en el aparato picador del mosquito, así que, cuando este pique a un perro sano inoculará en su torrente circulatorio las L3.

ESPECIES AFECTADAS Y ZOONOSIS

Diversas especies de la familia de Filaria pueden infectar a cánidos, félidos y otros carnívoros domésticos y silvestres. Solo algunas especies como Dirofilaria immitis, D. repens, D. tenuis son capaces, además, de infectar a los seres humanos, lo que se conoce como capacidad zoonósica.

SÍNTOMAS

Durante los 6-7 primeros meses desde que los parásitos son inoculados no se presenta ningún síntoma (fase latente), ya que las larvas o mudan o migran sin causar ningún disturbio.

Dentro de los múltiples síntomas que podemos encontrar en nuestra mascota, destacan:

  • Tos crónica que se acentúa después del ejercicio. Es el síntoma más habitual en perros levemente afectados.
  • Disnea ( dificultad respiratoria)
  • Taquipnea ( aumento de la frecuencia respiratoria)
  • Intolerancia al ejercicio y síncope
  • Hemoptisis: expectoración de sangre proveniente de los pulmones o los bronquios.
  • Epistaxis: hemorragia nasal
  • Ascitis: acumulo de líquido en la cavidad abdominal.

Todos estos síntomas pueden ser de mayor o menor grado dependiendo de la carga parasitaria de filarias adultas, también pueden exacerbarse los síntomas si nuestra mascota desarrolla una respuesta alérgica a los parásitos.

DIAGNÓSTICO

 El diagnostico de la filariosis se basa en la identificación de las microfilarias circulantes o antígenos circulantes en el torrente sanguíneo.

  • Estudio de las microfilarias: la muestra de sangre se examina a microscopio para determinar la presencia de microfilarias en sangre. Puede ocurrir que un perro este infectado y que no presente microfilarias debido a diversos casos como la infestación solo por parásitos adultos del mismo sexo, respuesta inmunitaria contra las microfilarias o administración de fármacos microfilaricidas.
  • Estudio de los antígenos: se realiza a través de tests diagnóstico de detección de antígenos con una alta especificidad.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la filariosis es complejo. Existen distintas variedades terapéuticas. Antes de imponer una terapia es muy importante llevar a cabo una evaluación del paciente para clasificarlo según el riesgo de presentar complicaciones secundarias al tratamiento. La mayoría de las complicaciones se deben en gran medida a la cantidad de parásitos adultos que presente el paciente.

PREVENCIÓN

 La prevención de esta enfermedad es muy importante debido a su gravedad y a la dificultad del tratamiento, no exento de riesgos. Existen diversas formas de prevención que van desde la administración de comprimidos hasta la inoculación vía subcutánea de un antiparasitario de larga acción.

El tratamiento preventivo de elección es la administración del antiparasitario de larga acción que tiene una duración de 12 meses, como requisito para la inoculación de este producto debe de hacerse un chequeo anterior el cual se basa en la realización de un test diagnóstico y búsqueda de microfilmarías en sangre.

Como prevención y profilaxis complementaria pueden ponerse repelentes antiparasitarios y de mosquitos como collares o pipetas.

2015 © Copyright - Clinica Veterinaria Amantea
Diseño de Cubikcomunicación

Teléfono de Urgencias        + (34) 651 64 70 93