La frecuencia del baño dependerá de las necesidades en función de raza, tipo de pelo, posibles patologías en piel, etc. No es aconsejable emplear productos destinados al hombre, ya que ni el pH ni las necesidades del pelo son las mismas.